Los Bañales es el yacimiento romano más importante de la comarca de las Cinco Villas, área intensamente romanizada entre los siglos I y IV, ubicado en el término municipal de Uncastillo.

Los Bañales es el yacimiento romano más importante de la comarca de las Cinco Villas, área intensamente romanizada entre los siglos I y IV, ubicado en el término municipal de Uncastillo.

Como yacimiento arqueológico, Los Bañales esconde los restos de una ciudad romana cuyo nombre no puede asegurarse, pero que debió ocupar una extensión de algo más de veinte hectáreas. De la citada ciudad, sólo ha sido estudiado con detalle su sistema hidráulico, dotado de unas monumentales termas -construidas a finales del siglo I d. C.- y de un acueducto que transportaba el agua a la ciudad. Fueron precisamente las termas las que debieron dar nombre al lugar y a la antigua advocación de Nuestra Señora de Los Bañales, cuya ermita preside el área arqueológica.

 

Las termas, que constituyen el mejor ejemplo conservado en Aragón, constaban de distintas dependencias: vestíbulo, antesala con bancos corridos, apodyterium o sala de espera con hornacinas para guardar la ropa, sala de masajes y salas de agua fría, templada y caliente, además de sauna y piscina. Cerca de los baños hay restos de otra gran edificación identificada como templo. Desde allí se aprecia parte de la calzada que unía la zona monumental con el poblado situado en el cerro.


 

A unos metros se aprecian los restos del acueducto que traía el agua a la ciudad y a las termas. De su trazado original quedan 32 pilares de sillares desiguales, el último con un rebaje por donde pasaba un canal de madera sujeto por tirantes. El agua era conducida desde un dique y tras salvar la hondonada mediante el acueducto llegaba hasta un depósito distribuidor.

Según los datos de las fuentes antiguas, Los Bañales debió formar parte del territorio que los textos clásicos atribuyen a los Vascones, un pueblo que ocupó los territorios de la actual Navarra y las Cinco Villas de Aragón hasta el río Gállego. Como tal, pertenecería a la jurisdicción de Caesaraugusta, la actual Zaragoza estando, posiblemente, comunicado con ella a través de la vía que, a través de Caesaraugusta y Pompelo (la actual Pamplona) enlazaba los puertos de Tarraco (Tarragona) y Oiasso (Irún). A través de Los Bañales y de las Altas Cinco Villas, parte de dicha vía se dirigía probablemente hacia Aquitania atravesando las antiguas ciudades romanas ubicadas en el Cabezo Ladrero (Sofuentes) y Campo Real/Fillera (Sos del Rey Católico-Sangüesa).

Declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los principales yacimientos romanos de Aragón. Está situado en la zona meridional del término y para acceder al mismo hay que cruzar el pueblo de Layana.

 

 

La ermita de los Bañales conserva en su fachada huellas del siglo XVI aunque fue totalmente reformada en el siglo XVIII. Es de nave única con capillas en los laterales y cabecera recta. La imagen de la Virgen de los Bañales, cuya existencia está constatada desde el siglo XII, es venerada en la ermita.