Monasterio de Veruela

La Desamortización de Mendizábal (1835) provocó el abandono del Monasterio de Santa María de Veruela que desde comienzos de siglo estaba sumido en una irremediable decadencia.

 

Sacado a pública subasta el edificio en 1844, la Comisión central de Monumentos artísticos de Madrid reclamó su conservación e impidió su licitación al mejor postor, salvando la fábrica de su total destrucción. Desde entonces fue meta de numerosos viajeros románticos entre los que destacaron los hermanos Bécquer.

 

A la Junta de Conservación que lo preservó de su destrucción desde 1845, siguió la tutela de la Compañía de Jesús que allí se instaló con un noviciado en abril de 1877 hasta 1973, con la sola interrupción de la expulsión de la orden durante el Gobierno de la República y la Guerra Civil (1932-1939), siete años en los que volvió a estar abandonado. Fue declarado Monumento Nacional en 1919, decreto ampliado en 1928.


En 1976 la Dirección General de Bellas Artes del Estado español lo cedió en usufructo a la Diputación de Zaragoza para su rehabilitación y conservación, en la cual ha invertido varios cientos de millones de pesetas en más de veinte años de esfuerzo continuado.

 

Desde entonces se han potenciado sus actividades culturales con festivales y exposiciones temporales, de arte contemporáneo en su mayoría, con el interés específico de dar a conocer a los artistas de la provincia.

Veruela es un marco excepcional y un ejemplo de cómo adecuar los nuevos usos culturales al patrimonio arquitectónico.

 

Monasterio de Nuestra Señora de Veruela

Paseo de Veruela, s/n // Vera del Moncayo 50580. Zaragoza. España

Tel: +34 976 649 025 

 

monasteriodeveruela@dpz.es